sábado, 28 de junio de 2014

...osito

Y aquí está el otro muñequito. Al ser para bebés mejor no poner botones ni nada que se puedan tragar sin querer, así que los ojos me tocó hacerlos con lana (me salieron ojos de chino...), y como no encontré ningún trocito de fieltro marrón para hacerle una boca, cambié el diseño que se describía en el libro en cuestión y le puse un chupete.