miércoles, 28 de diciembre de 2011

...volando voy...

...volando vengo, vengo...

Cuando tienes que participar en un amigo invisible con niños... (consecuencia de trabajar con ellos), con un presupuesto de 3€... da una pereza increíble ir a alguna tienda a pensar qué comprar. ¿Colores? ¿Bolis? Todo eso lo ven cada día... así que mejor algo original que, aunque puedan no apreciar que lo he hecho yo... me ha servido para practicar.


 

Luego vi al nene haciéndolo volar, así que me doy por satisfecha! :)

domingo, 18 de diciembre de 2011

...collar ganchillo II

Entre chicas es fácil hacer el amigo invisible, ¡por suerte! Los complementos siempre son una opción acertada y como se acerca la Navidad, qué mejor color que el rojo.

Sí, ya lo había hecho antes en azul, pero ha sido un punto saber que no me he olvidado de cómo hacerlo :)


lunes, 14 de noviembre de 2011

...motivación interior

Este es un fragmento mejorado de algo que escribí hace nada menos que siete años!! Cómo pasa el tiempo...

         "Por fin, después de sesenta minutos dando vueltas por la habitación, pensado si bajar o no, de mirarse al espejo e intentar darse fuerzas para hacerlo, decidió con un impulso repentino colocarse bien el flequillo, arreglarse la línea negra en el párpado y salir de la maldita habitación que tantas tardes le tenía encerrada.
Una vez fuera respiró hondo un par de veces y giró hacia su derecha. Dejó atrás su habitación y otras tres más, entrando en la siguiente. Su amiga, que había vuelto a casa el fin semana, le había dejado las llaves para que pudiese coger lo que necesitara de la pequeña nevera que compartían. Y en ese momento, bien necesitaba lo que había allí dentro. Abrió el frigorífico, destapó la botella, bebió directamente un par de tragos y llenó un vaso para el camino. Después de un suspiro y otro trago creyó tener más fuerzas.
Dejó la habitación y giró su cuerpo a la izquierda. Cuando pasó otra vez por enfrente de sus aposentos, sintió un fuerte impulso a entrar, pero pudo redirigir sus intenciones y caminó hacia las escaleras no principales.
Bajó cuatro pisos, vaciando el vaso en cada uno de ellos y sobresaltándose cada vez que se encontraba a compañeros que circulaban por su mismo camino. Con grandes esfuerzos consiguió llegar donde las escaleras morían. Saludó a las máquinas de refrescos y comida, que poco habían ganado con sus aportaciones durante los tres años que llevaba viviendo allí, y paró en los lavabos para comprobar si todo iba bien en su rostro.
Llegó al salón, donde la gente seguía brindando por el fin de los exámenes, donde todos estaban en grupos indefinidos hablando y riendo, pero allí no estaba la persona que estaba buscando, así que solo le queda mirar en un lugar, el bar. Se llevó el vaso a la boca, con la sorpresa de que ya no le quedaba nada, y se adentró en él, directa a la barra para pedir más combustible, mirando fugazmente a través de las caras, buscando a una en particular. Pero no esta vez tampoco encontró nada.
Pensó que su búsqueda había sido muy rápida y aprovechó el poco rato que tardaron en atenderle y servirle para intentar relajarse un poco, saludar a algunas personas, quienes se sorprendieron en verla allí, y siguió buscando a su deseada victoria para ese día. Él tenía que estar en algún lado, ese fin de semana no se había marchado. Llevaban ya un tiempo tonteando y hoy aún no se habían visto. Nada, por ahí parecía no aparecer.
Absorbió su copa, y pidió otra más para el camino de vuelta al cuarto piso. Salió del bar, estudió a la gente de la sala y se marchó parando en los lavabos para que nadie viera que de sus ojos había un par de gotas de agua salada que pretendían escapar. Escondida, esas gotas salieron al exterior sin censura, dibujando una estela en su rostro, estropeando el maquillaje que tanto había estado preparado.
Era una tontería sentirse así, y ella lo sabía a la perfección. Más que defraudada se sentía tonta, estúpida por haber hecho todo el ritual anterior, por haber necesitado valor exterior. Simplemente, pensó, lo que debía hacer era lo que deseaba en cada momento. Porque él no estuviera allí, no se tenía que dar por vencida, eso no era lo que quería.
Interrumpió la sesión melodramática, hizo desaparecer el recorrido de las aguas, se miró en el espejo para, por segunda vez, comprobar su expresión y forzó una sonrisa para mejorarla. Más animada, y con el objetivo bien fijado, puso rumbo a su habitación, la de él.
         En el descansillo del segundo piso, topó de frente con una camisa granate y unos pantalones tejanos que bajaban a gran velocidad de algún piso superior. ¡Te encontré!, pensó ella. Te encontré, quiso decir él, pero sus labios estaban sellados, solo se movían al ritmo que marcaba su sello, los labios de ella.  

domingo, 13 de noviembre de 2011

...pitufeando

¡Cuatro meses sin dar señales de vida! Y es que no encuentro tiempo para ponerme a hacer nada... pero ahora con el frío (que se supone que vendrá) me vuelven a entrar ganas de hacer algo más.


Esta semana, en honor a un amigo mío (que me preguntó el otro día qué le pasaba al blog), se me ocurrió hacer un pitufillo (en concreto Papá-pitufo). 


En mi defensa diré que en mi imaginación iba a salir mucho más bonito, pero he hecho lo que he podido. El resultado ha sido una mezcla de pitufo-casteller-papá noel azul...


De todas maneras y como siempre... espero que os guste y/o os riáis!






miércoles, 10 de agosto de 2011

...necklace

Aquí os presento la última pieza que he hecho antes del verano. 
Hilo cuadrado de plata y pequeñas circonitas de color violeta dieron lugar a este colgante. Para dar la textura hizo falta un rato de paciencia golpeando la plata con un martillito.

¡Espero que os guste!


sábado, 9 de julio de 2011

...¡Ñam!

Hace ya muucho años que escribí este pequeño relato. Si no apunté mal la fecha es su momento es del 5 de Noviembre de 2006. 
Cada vez que lo leo revivo ese momento, fue muy divertido.
Como siempre: espero que os guste!


"Mis ojos se percatan de que algo extraño hay muy a mi vera. Lentamente, desvían su mirada del ordenador, muy lentamente... Intento obligarlos a que sigan atentos a las cartas del solitario al que juego en todos mis momentos de aburrimiento y a la conversación que tengo con un amigo. Continúo intentándolo, pero al final, después de escribir todas estas líneas y de que mi cerebro mande, contra mi voluntad, una orden a mis manos de que finalicen ese tecleo de letras incesante y casi imparable, lentamente, muy lentamente, sin poder remediarlo, mis dos judas consiguen llegar a su objetivo. Recibo la imagen y me quedo totalmente paralizada, pensando que quizás si intento visualizar otra en mi mente, como por ejemplo el horizonte desde una bonita playa, mis ojos olvidarán todo cuanto han visto. Pero eso no sucede, la bonita playa que intento imaginarme se va transformando en algo de color negro, la forma empieza a ser cúbica, y rápida, muy rápidamente observo al final que, lo que yace a mi derecha, es una caja. El objetivo era claro, las galletas. LA galleta. Ahí está. Sola. En la caja. Sus trocitos de chocolate, sus trocitos de almendra, toda ella, redondita como solo ella sabe ser, está gritando silenciosa. “¡¡Cógeme, píllame y cómeme!!”
Hago un último esfuerzo esperando que mis manos, que dejaron en su momento de teclear, pulsen ahora un par de letras más y hagan que la cámara web se conecte. Cuando esta lo hace, lo único que diviso es la barbilla y el torso cubierto de mi amigo. Ahora, viendo ya su rostro, me dispongo a hablar por el micrófono y mostrarle cómo se disfruta realmente de la última galleta del paquete. ¡Ñam!, bocado tras bocado hago que deseara, cada segundo que pasa y cada pizca de masa que se deshace en mi boca, estar en mi lugar.
Cuando todo llega a su fin, sorprendida y casi fallecida después del mayor placer sentido jamás, después de haber esperado al momento adecuado para dar rienda suelta a su ansiedad, la realidad vuelve a cambiar. No podía creérmelo. Ahora, a pesar de haber sobrevivido a esto, lo que me esperaba iba a ser aún mejor. En la caja, esperadamente vacía, ocurría algo muy extraño: Había otra galleta."

jueves, 30 de junio de 2011

...Mari Posa

Y como me encantan las mariposas, y porque era un encargo de una amiga, he hecho este pequeño colgante. Me ha costado hacerlo (aunque cabe decir que como era la primera pieza con alambre de plata, el profe me ha ayudado bastante...). Aún así, a pesar de la ayuda, la idea era mía, jeje, así que me siento orgullosa :D


No es perfecta, pero es lo que tiene una pieza echa a mano, que tiene más personalidad. La simetría no es de mi agrado, la simetría para nada es la perfección (aunque algunos piensen que sí). Por eso, asimétrica es más bonita. 


Así que, me dejo de rollos y os presento a una de mis muchas mariposas que intentaré hacer (aunque tendrá que ser para después del verano!)


Besos!!! (y si podéis y queréis, me gustaría que dejarais vuestros comentarios :D)



miércoles, 15 de junio de 2011

...comments

Ya está activada la opción de comentarios, que me llevaba de cabeza que la gente me dijera que lo había intentado y que no había manera. Si es que todo es cuestión de ponerse! aish.... qué despiste el mío...

martes, 14 de junio de 2011

...texturas

Nueva clase de plata, hemos cambiado el día del cursillo y, por fin, hemos empezado a trabajar la plata directamente. 
¿Qué quiere decir esto? Pues que haces una pieza y el mismo día ves los resultados!!! Hoy he aprendido a dar textura, cortar y soldar piezas. 
Mi creación de hoy no es nada del otro mundo, por todas las tiendas puedes ver piezas parecidas, pero lo bonito en esto es que la he hecho yo :D, jeje.
Y, como siempre, espero que os guste!
Las fotos son cada vez peores... con las ansias de subir las fotos, las hago sin luz solar... el collar negro empieza a estar muy utilizado... y los pendientes no había manera de que se quedaran rectos!!! Pero weno.... os hacéis la idea, no? :)




domingo, 5 de junio de 2011

...in pieces

Hoy no voy a colgar nada que haya creado yo.... pero venía en piezas, así que ya tiene su mérito montarlo!, jeje.


Es un puzzle de 1500 piezas, así que realmente no me ha llevado muchos días (los días que ha estado en la mesa, cogiendo polvo, no cuentan).


Ahí va, un puzzle más para mis paredes. Este creo que será para la entrada. 





sábado, 21 de mayo de 2011

...gota a gota II

Y.... lo prometido es deuda!!! Por fin, algo en plata en mi blog! :D

Estoy contenta. Hoy he recibido las piezas que había mandado a la fundición, las he pulido y abrillantado y.... tachááááán: esta es la pulsera que publiqué en la última entrada.

Espero que os guste! a mí sí :D







domingo, 8 de mayo de 2011

..gota a gota

Esta es una pieza más que he hecho. La acabé ayer, sábado, así que habrá que esperar para verla en plata. 
Esta hecha con cera, con una técnica que trata de ir, con el soldador, cogiendo gotas de cera y arrastrándolas, hasta formar el dibujo que quieres. 
Sip, me ha llevado dos días (8 horas) hacerla... pero weno, espero que valga la pena el resultado final!!





lunes, 2 de mayo de 2011

...in silver

Y aquí una de mis primeras creaciones pasadas a plata. Aún está sin pulir ni nada... y no quedó perfecta, la verdad.... pero weno, da el pego, jeje.

No sé qué será finalmente... a ver si pronto lo acabo!!



miércoles, 30 de marzo de 2011

...letra a letra

Estoy en fase de letras. Sigo escribiendo para el concurso de la TMB. Cada día escogen un finalista, y el día que publiqué yo, no me escogieron a mí... A ver si mañana tengo más suerte con otro que he enviado.


Buscadlo aquí: http://relatscurts.tmb.cat/ca/relat/lliure/1453

Las ansias de compartirlo me han superado. No es nada del otro mundo, siempre mezclando recuerdos, pero igualmente...¡¡¡ espero que os guste!!!

Se titula "Una visión pequeñaja". 


Aunque ellos ya tenían el despertador interiorizado, que les hacía levantarse cada día a las 7am, incluso en vacaciones, para los pequeñajos aún les era un esfuerzo enorme despegarse de las sábanas.
- Venga, despertad que nos vamos al zoo.
En oír esas palabras, se les escapó la pereza y se levantaron de golpe. Empezaron a imaginar todo tipo de animales que querían ver. Eso y a rugir como locos.
Salieron del hotel y cruzaron la inmensa calle para entrar en la boca del metro de M.Cristina. Cada uno con una de las criaturas de la mano. El fuerte viento que salía de ahí hizo levantar la faldilla de la pequeña, con lo que cambió sus rugidos por un chillido de susto. Su hermano girándose para mirarla, tropezó con su propio pie y pisó a un señor que quería, a toda prisa, salir al exterior. Había gente por todos lados.
- No os separéis y no os soltéis de la mano, hay que ponerse a la derecha - indicó la mamá.
- Vale - pensó la chiquilla, esquivando a todos los que no la veían - mm... por el lado de la mano con la que escribo.
Pasaron por los controles. Entraron los cuatro bien apretados, pasando el ticket un par de veces. Y unos pasos más tarde, se pusieron detrás de una pequeña cola de gente. ¡Qué cara de asombro pusieron los dos cuando llegaron al final! Una sonrisa de lado a lado. Sabían que ahí lo iban a encontrar, pero no sabían cuándo. Donde vivían, no había escaleras automáticas.
- ¡Yo sola, yo sola!... Una, dos y ¡tres! - y de un saltito se subieron a la escalera.
- ¿Podemos volver a subir? - se hubiesen quedado toda la tarde ahí, subiendo las que bajan, bajando las que subían.
- Luego encontraremos más. Va, que el metro se escapa.
A toda prisa, saltaron hacia dentro, justo antes de que sonara el pitido que anuncia el cierre de puertas. La hija estaba alucinando, no sabía ni cómo habían logrado llegar. No podía dejar de mirar a toda esa cantidad de gente, apretada, pero incluso así, junto con su hermano, intentaban fijarse en todos los detalles.
-¿Qué es eso?
- Eso es por si las puertas no funcionan, poderlas abrir.
- ¿Y eso?
- Eso nos señala las paradas que hace el metro. Mira, nosotros estamos aquí, así que tenemos que ir hasta esta que pone "Passeig de Gràcia"
- ¿Y eso, para qué sirve?
- Es un cartel que dice cuántas personas caben.
- ¿Y cuántas pone? ¡Aquí al menos hay mil!
Después de una infinidad de preguntas, de unos cuantos vaivenes y de agarrarse fuerte a las sujeciones, el padre anunció que se tenían que bajar.
-¡Bien, ya hemos llegado!
Le explicaron que no era así, que aún quedaba un rato. Comenzaron a caminar por un túnel que le pareció inacabable con mucha más gente, y todas las personas iban de prisa. Al final del pasillo había varios más. La niña pensó que cómo sabrían ahora por dónde ir y que todo aquello era muy difícil.
- Por aquí - anunció el padre. Y sin dificultad llegaron al andén.
- ¡Qué listo que es papá! Me creía que nos íbamos a perder... - le dijo emocionada a su hermano, fuera del metro.
- Sí, era todo como un laberinto - le contestó sorprendido.
Se pusieron en la cola de la entrada del zoo y los dos se miraron con asombro.
- Papá, ¿aquí también hay escaleras mecánicas?




martes, 22 de marzo de 2011

...TMB

Hoy he participado en un concurso de relatos. He esperado 365 días para poderlo enviar, ya que el año pasado se me pasó el plazo. 
Si queréis leerlo (porfi), sólo tenéis que seguir leyendo y disfrutar!


Espero vuestros comentarios!


Ocho paradas

Mientras esperaba sola, mientras el viento, producido por el tercer metro que dejaba pasar, me hacía bailar los mechones fugitivos de mi simple peinado, recordé lo necesario que había sido para mí recorrer cada mañana la misma línea y el dolor que ahora me suponía.
Por qué los recuerdos me avasallaban otra vez… no lo sé. Creía que mi corazón estaba cicatrizando. Quizás anhelaba estar enamorada o simplemente porque el cielo estaba triste y yo no podía permitir que mi gran aliado en esas noches de soledad  ahora llorase solo, porque cuando más lo hube necesitado, estuvo a mi lado.
Escribiré, pensé. Escribiré mientras vuelvo a recorrer esas ocho paradas, después de un verano intentando olvidar. Escribiré lo sucedido, probablemente mi tristeza sea menos tristeza si la comparto.
Cada día intentaba retrasar el momento de apagar la alarma de mi despertador, pero en mi interior había algo que me lo impedía, ¡debía llegar a tiempo! Me levantaba. Me metía en la ducha y, en diez minutos, lista. Calentaba algo de leche, un desayuno rápido. Me secaba el pelo y salía por la puerta. Hora: 8.31am. A veces, con las prisas, se me olvidaba algo importante y tenía que volver a entrar. Cuando sucedía eso, salía un poco más rápido de lo normal, para poder recuperar esos minutos perdidos. Ticaba en el metro e iba hacia mi línea. Si llegaba a la vez que el metro, era buena señal. Me subía y, siempre en el último vagón, esperaba nerviosa. Solo dos paradas y siempre entraba él.
Dos trimestres de miradas cruzadas, sin palabras, sin saber a dónde iba después de bajar en la misma parada y acompañarme, por simple casualidad, a mi trabajo. Él se alejaba y yo no tenía manera de saber hacia dónde.  Después de Semana Santa, en el intercambiador de La Pau, me encontré a un amigo mío y resultó que se conocían también. Por fin, surgieron las primeras palabras. A partir de entonces no solo nos vimos por las mañanas.
Dos meses geniales: risas, preguntas, charlas hasta las tres de la mañana, vueltas en su coche, fiestas con sus amigos, con los míos, propuestas de viajar juntos… Todo era perfecto. Pensaba que un nuevo marinerito se estaba haciendo un hueco en mi pequeño buque que tantos golpes había sufrido anteriormente. Pensaba que él iba a saber navegarlo.
Aún puedo sentir el estruendo cuando chocamos. Y aún no sé contra qué, no había nada en el horizonte, solo un mar en calma. Supongo que no resultó ser tan buen marinero.
Un lunes, después de una semana sin habernos podido ver, cuando él subió en el Clot, mi sonrisa y mis ganas de verlo desaparecieron tras sus palabras. Me dijo que ya no sentía nada por mí. Ocho paradas escuchando pensamientos inconexos que surgían de su boca, intentando aguantar las lágrimas que se asomaban por mis ojos, sin poder salir de ahí porque no podía llegar tarde al trabajo. Mi barco se hundía, no estaba resistiendo el último golpe, pero por suerte estaba bien equipado y encontré la solución para no ahogarme.
Y ahí estaba yo, habiendo dejado pasar tres metros antes de decidirme a coger las suficientes fuerzas para sobrellevar el volver a recordar, pensando que así no coincidiría con él. Pero solo dos paradas y mi mano dejó de escribir. Solo dos paradas, y él volvió a entrar. 

...brains

Hace un par de entradas os comenté que tenía un proyecto que iba a dar muuuucho mieeeedoooo, pues aquí está!!!

Este es mi pequeño zombie-campesino. El pobre no se esperaba que le atacaran mientras dormía junto las vacas. Por suerte, el peto de trabajo no se le manchó.

Va por ti, por tanto que me lo pediste y no me diste tiempo...



domingo, 20 de marzo de 2011

... y eso!

Estoy yendo a clases de joyería (este sábado fue la tercera) y la verdad es que me están gustando. 


De momento estamos aprendiendo a trabajar la técnica de la cera: se hace el molde de la pieza que quieres con una cera especial y luego (si quieres) te pasan la pieza a plata o cobre. Yo aún no me he hecho pasar ninguna de las que he hecho (xq aún no he hecho ninguna maravilla, jeje) pero lo haré :D


Ayer nos enseñaron a utilizar yeso como primer molde de la pieza. Los pasos son "sencillos": 
1. Haces el dibujo en el yeso (tienes que tener en cuenta que el dibujo es el negativo de lo que te quedará)
2. "Imprimes" el dibujo en cera.
3. Se lo das al profe para que en la fábrica te lo pasen a plata, jeje.


Os enseño aquí el dibujo que hice ayer, aún no está acabado del todo, pero para mostraros la idea. Y cómo no... hice una mariposa! En un par de semanas tendré la pieza, o al menos la pieza en cera! (ya os la enseñaré)




sábado, 26 de febrero de 2011

...pendientes

Y es que el título de esta entrada no podría irle mejor a lo que os estoy mostrando. Estos pendientes, estaban pendientes de subir aquí desde... diría yo que antes de Navidad. Por fin dejarán de ser unos pendientes pendientes.



miércoles, 23 de febrero de 2011

...puños fueraaa!!

Intentando hacer algo con el alambre, me salió una cosa parecida a un puño. Me llevó su rato hacer el otro puño. Coger el tranquillo para hacerlo del revés fue difícil... pero lo conseguí. Ahora tenía 2 puños!!! (qué bien...) Y, ¿qué podía hacer con dos puño?? La repuesta era la de intentar hacer el resto del cuerpo.
Empecé por la cara... y ahí quedó todo.





Tonterías varias, que no tienen ningún sentido:



martes, 22 de febrero de 2011

lunes, 21 de febrero de 2011

...angelito...

Buscando por mi casa he encontrado otra cosa que hice hace mil años. Sé que era verano y me apunté a un cursillo de punto de cruz..., por hacer algo supungo, porque para hacer punto de cruz... no se necesita un cursillo. 
He aquí mi creación de ese verano: una funda de cojín. El diseño lo saqué de un catálogo de unas cortinas, no eran de punto de cruz, pero me servía. 
La temática de angelitos no es muy de mi rollo... pero el trabajo me llevó sus horas!




jueves, 17 de febrero de 2011

...wire flower II

Vuelvo a estar embaucada en un proyecto que me llevará unos días y que dará MIEEEDOOOOOOOO!!! (o esa es la intención), así hoy subo una cosa sencillita. 
Como siempre, de lo que quiero hacer a lo que sale... hay una diferencia enorme. Esto pretendía ser una flor mucho más pequeña, para hacer otro anillo... pero resultó una muy grande :D Creo que la colgaré directamente en la pared, jeje.




 La colgaré en la pared y le haré una foto, a ver si queda bien!

miércoles, 16 de febrero de 2011

...que no se raye!

Tenía la cámara sin funda, y como quiero poderla llevar sin que se fastidie la pantalla y tal, le he hecho esta funda.  
¿Lo difícil? Querer hacerle una foto a la funda con la cámara dentro, pero necesitar la cámara para hacerle la foto...




Sí, hay una flor medio-bordada... aunque no se vea mucho, el color no ha sido el adecuado sobre ese fondo marrón. Otro día lo arreglo, jeje.

martes, 15 de febrero de 2011

...te echo una mano?

Primero iba a ser una flor para un anillo... luego una pulsera... y luego... se quedó en colgante, posible broche y/o un pequeño toque para los peinados. 
Como broche no he hecho ninguna foto, porque le faltaría el enganche.
Como decoración del recogido, os pongo una, en pequeñito, de lo que vendría a ser. Ahora bien... tengo que ingeniar cómo le pondría el enganche o buscar una horquilla que no se vea tanto... porque la negra que me puse no queda demasiado bien. Pero bueno, es para tener una idea :D




lunes, 14 de febrero de 2011

...pa' los dedos

Me voy a quedar sin dedos si tengo que llevar a la vez todos los anillos, jeje. Pero es lo que se me ocurre :D
Espero que os guste, yo sigo con los botones y el alambre!







domingo, 13 de febrero de 2011

...ring ring!

Han pasado muchos días desde mi última publicación. Pero ahora ya toca volver a la normalidad!
Tengo un montón de botones guardados y es que quiero hacer algo con ellos, porque poco hacen en le cajón... Y mirando una web, he visto que sugerían hacer anillos con alambre y botones. ¡Cómo no lo había hecho antes! Así que les he hecho yo uno también. 
A partir de esta idea se me han ocurrido otras, así que ¡manos a la obra! Vuelvo a la carga!!!!




domingo, 9 de enero de 2011

...caracoles!

El color azul del alambre con la sosa caracola y el collar negro no pegan demasiado, la verdad sea dicha, pero cuando utilizas lo que encuentras en casa... es lo que hay :D


viernes, 7 de enero de 2011

jueves, 6 de enero de 2011