martes, 14 de diciembre de 2010

...fly que te fly

Día ajetreado: levantarse más pronto que cada día (media hora se nota mucho), currar, cursillo de mierda, llegar a casa a las mil, con sueño y llamar otra vez (esta era la quinta) a la compañía de teléfonos y que te cojan garrulos y que no te den solución ninguna... DESESPERANTE!!

Por suerte, la paciencia tiene su recompensa. Hoy el sexto trabajador que me ha cogido el teléfono entendía de lo que estaba hablando!!! y en dos minutos (no exagero) me ha solucionado el problema!!!!

Un HURRA!! para el único buen trabajador!!! Para ti, que me has dado alas en este día tan negro...




PD... perdón por el rollo pero necesitaba desahogarme. :)